Procesionaria: Alertan de Avistamiento

Procesionaria: Alertan de Avistamiento

Procesionaria del Pino, la Oruga que puede ser Mortal para los Perros

Alertan de su avistamiento precoz debido a la subida de las temperaturas

La Procesionaria del Pino es una especie de oruga que vive durante el invierno en las copas de los árboles, preferiblemente de los pinos. Cuando las temperaturas aumentan, bajan de las copas formando características hileras, para llegar a la tierra y enterrarse durante el calor. Este hecho parece haberse adelantado debido al calor de estos últimos días.

En las copas, orugas y larvas se alimentan defoliando partes importantes de los pinos, que a veces sufren daños irreparables, pero los problemas más importantes ocurren cuando bajan a tierra y comienzan su procesión.

Procesionaria: Tóxica e incluso mortal para perros y gatos

Las hileras de procesionaria se extienden en tramos largos que muchas veces llaman la atención de nuestras mascotas y es ahí cuando podemos llevarnos un susto.

La oruga procesionaria tiene millones de pelitos  urticantes que suele lanzar cuando se siente atacada y que pueden causar reacciones alérgicas muy graves.

Debe tenerse especial cuidado con los niños, ya que las característica hileras llaman la atención de quienes las ven, y si las tocaran podrían sufrir reacciones alérgicas muy serias.

Los perros, son los que sufren mayor riesgo por varios motivos:

  • Suelen correr sueltos por pinares en los que hay procesionaria.
  • Pueden ingerir las orugas y sufrir intoxicaciones graves, necrosis de garganta y lengua e incluso morir en los casos más graves.

Y lo mismo ocurre con gatos y otras especies de animales en las que sólo un leve contacto con la procesionaria puede causar grandes daños.

¿Qué hacer ante el contacto con una procesionaria?

Si crees que tu perro o gato ha ingerido o estado en contacto con una procesionaria debes acudir de inmediato al veterinario.

Como medida básica de primeros auxilios puedes aclarar las mucosas o partes del cuerpo que haya tocado la procesionaria con agua tibia, para poder frenar el efecto de la toxina.

Algunos síntomas de reacción alérgica por procesionaria en tu mascota son:

  • Babeo excesivo
  • Rascado del morro
  • Ampollas
  • Sensación de que tiene picor o quemazón

Si notas estos síntomas u otros comportamientos atípicos tras pasear por una zona en la que haya muchos árboles, inspecciona de forma minuciosa a tu mascota y consulta a un veterinario. Detectar a tiempo el contacto puede ser crucial para que el incidente no cause mayores daños.

Recuerda evitar las zonas con pinos ahora que llega el calor o mantener a tu perro vigilado y atado cuando paseéis por zonas en las que pudieran habitar procesionarias.

 

 

 

Deja un comentario